Muy agradecido a los seguidores de este blog, os informo de que termina esta experiencia a la par que acaba el año. La noche que viene es la de los grandes propósitos, ya sabéis, y uno de los míos consiste en ... digamos que administrar mejor la aceleración del tiempo. Ojalá se cumpla esta aspiración y también todas las vuestras. Gracias.

Julio.

Nochevieja de 2013.


miércoles, 2 de marzo de 2011

Villarino del Escobio, que no se moja ni cuando llueve.



Escobio, en leonés, equivale a angostura, hoz, garganta o paso estrecho en una montaña o en un río. (Framhjá, para los de Akureyri).
Fijaos en el plano y en las curvas de nivel. Villarino del Sil arracima unas quince viviendas que son como los tacos en un juego de bolos. En la parte inferior está la iglesia que, por muy iglesia que sea, ha de amarrarse bien al mundo material para sostenerse. Y todo el conjunto se encuentra justo al pie de la vaguada que arranca bajo los picos de El Miro y Matalachana, una vaguada que recuerda la canal de la bolera.
La iglesia está en la cota de los 965 metros y los riscos del Miro alcanzan los 1.845 nada menos. Nunca supe si la longitud que proporciona el SIGPAC es medida por superficie -desde el templo a la cima- o su proyección horizontal. En cualquier caso, la pendiente es de cuidado. Por eso Villarino no se moja, porque lleva ocho siglos colgado a escurrir, aunque sea en pleno escurridero.            


Antes de volver a Villarino he de hablaros de Qué, el amigo de la fotografía.
Un día apareció por el barrio, junto a su madre, los dos desamparados y famélicos. Ella volvió a perderse pero él quedó con nosotros. Vivió a gusto durante un año, o eso quiero creer. Salíamos diariamente a hacer recados por Villablino y, sobre todo, salíamos al monte. Le debo, entre otras muchas cosas, haber eliminado unos cincuenta puntos de colesterol. A él le vino bien coger los kilos que a mi me sobraban. En poco tiempo se puso atlético y lustroso. Pero eso no lo libró de la mala estrella.
Como habréis observado en la foto, tomada en el El Miro hace unos años, Qué lleva la cabeza vendada. (Un congénere, por asunto de celos, le había desgarrado días antes una oreja). En la cumbre había una nube de moscas y todas se le echaron encima, atraídas por el olor del vendaje. El pobre Qué perdió los nervios y, arrastrándose con furia entre los tueros de las urces, terminó por arrancar la gasa y rompió a sangrar de muy mala manera. 
Me quité la camisa, la deshice en tiras y traté de vendarlo nuevamente, pero con poco éxito. Al final no se me ocurrió nada mejor que bajar corriendo por la reguera, desde Brañarronda a La Chiburnial y de allí hasta el Polígono Industrial de Villager. Había llamado por el móvil a mi vecino Roberto y, cuando llegamos a la Argaxiada, él ya estaba esperando con su coche y material de primeros auxilios. Finalmente Elena, la veterinaria, nos tranquilizó. Había sido mayor el susto que la hemorragia.
De aquel percance Qué salió bien librado, pero luego vinieron otros ... mucho peores.
Este recuerdo se lo debía. 

La braña de Zarameo vista desde El Miro.

El Miro no es la mayor cumbre de Laciana y Palacios, ni mucho menos, pero hace honor a su nombre porque desde ella se alcanza a ver medio mundo.
Por el sur, a sus pies, el río Sil abrió paso hacia El Bierzo tajando un escobio. Justo en el flanco contrario, por encima del bosque de Cuevas, está colgada una de las más curiosas brañas del concejo palaciego, la de Zarameo, que pertenece al pueblo de Matalavilla. Siempre la llamé Zarameo, pero dicen que lo correcto es Zaramedo que, además, suena más fino y va acorde con su actual estatus de naturaleza  urbanizada.
En la siguiente dirección encontraréis un buen texto y una vista espectacular del circo de Zarameo.  http://www.calecha.com/112207/130218.html


Desde la cumbre de El Miro se ve el caserío de Villarino, allá abajo, sobre unos prados  que asoman al río Sil. Por la otra orilla discurre la carretera que sube de El Bierzo a Laciana. Por encima de la carretera, el bosque esplendoroso se desarrolla sin solución de continuidad desde términos de Páramo del Sil (veinte kilómetros aguas abajo) hasta El Villar de Santiago (diez kilómetros aguas arriba). El tramo más espectacular de esta fronda abarca los valles y brañas de La Degollada (Palacios), Zarameo (Matalavilla), La Seita (Cuevas), Urria o Regueradurria (Rabanal de Abajo), Cuvachu y La Brañina (Rabanal de Arriba), Barroso-Viforcos, Brañarronda-Las Murias (Rioscuro) y San Justo (El Villar). Unas treinta especies diferentes de árboles y arbustos e innumerables variedades de otras plantas contribuyen a esta maravilla que Ribasdesil y Laciana pueden exhibir como una rareza de valor inimaginable. 


Villarino: la Braña de Arriba.

Villarino tiene dos brañas agarradas a la falda del Miro. En la imagen anterior se ve la de Arriba y se adivina la otra, la de Curuezas, metida entre la arboleda. En la misma foto, en el flanco opuesto del valle, ya por términos de Laciana, el Pico de  Cuetonidio tiene a sus pies los prados y el caserío de los Rabanales. Y a la derecha, por el valle del río Cuvachín, se aprecia el camino trepando hacia la braña de Cuvachu.


Villarino: imágenes de la Braña de Arriba.


Las vacas de hoy día parece que viven bien en esta especie de paraíso.
Hace pocos años no era así, ni mucho menos, como luego se verá.

La "pala" de urces floridas que en junio luce por encima de Villarino
es un espectáculo digno de admirar.

Villarino forma parte del concejo de Palacios del Sil. En otros tiempos dependió de Laciana. Supongo que a uno y otro ayuntamiento -y sobre todo a Villarino- les importó mucho menos la posición de la linde que el secular y general aislamiento y olvido.  




Desde hace medio siglo, por Villarino del Sil las energías van y vienen, aunque no paran mucho. La presa de Las Rozas acumula potencia para mover la ristra de centrales que hay río abajo, mientras que la línea de alta tensión (220.000 voltios) conecta dos importantes núcleos generadores: El Bierzo y el valle asturiano del Caudal.


En el pico del pueblo, la vieja casa hidalga trata de mantener su señorío
aunque hace tiempo que los cables de la compañía telefónica le perdieron el respeto.






Pocas construcciones se ven ya con materiales -varas de avellano-
como los empleados en este corredor.



El molino de grano, junto la Plaza del Teso, nos induce a escrutar el terreno 
para conjeturar dónde pudo tener Villarino sus tierras de pan.


En lugares como Villarino -en la cordillera los hay bastante más agrestes-, en otro tiempo debió de ser muy duro nacer vaca. Todo el día arriba y abajo por estas rampas del escobio, la pareja uncida al yugo como los forzados a galeras, desgarrando el pedregal con la reja del arado o clavando las pezuñas para retener el carro y evitar el balto (vuelco) en las tremendas pendientes.  



La cuidada Plaza del Teso es descansada y buena para tomar el sol. Lo malo es que está en la parte más alta del pueblo y hay que llegar a ella. Ser viejo en Villarino también entraña dificultades añadidas. El invierno es muy largo y andar por estas rampas tan pindias tiene su riesgo. Desde que pavimentaron las calles con cemento están libres de barro, muy limpias, pero el efecto de la nieve y las heladas es todavía más peligroso.










Nuevamente desde el alto de El Miro, al borde del Escobio, vemos al frente el bosque espléndido del abesedo, la braña de Zarameo perdida allá a lo lejos y, al fondo, dos de las más significadas cumbres de la Sierra de Gistreo: Valdeiglesia y Catoute.    

14 comentarios:

montañés dijo...

laviseo y palacios municipio es la reserva natural de esa zona, donde los cielos abiertos no actuan aunque se vean, da lo mismo, nula o muy pequeña rentabilizacion, despoblamiento, etc, al igual que luna y omaña.

montañés dijo...

julio, como veo que no hay debate, te pongo este dicho que oi desde que era niño, y por supuesto con todo el respeto por ese pueblo, aunque me temo que algun meapilas se mosqueara aunque nunca haya abierto la boca pa otra cosa: " vitsarin del escobio que tienes dentro??, una vaca fuirona y un buey paleto""

Julio A. R. dijo...

No conocía el dicho. Tién gracia. Los que no son del país, ¿qué creen que es una vaca "fuirona" y un buey "paleto"? Se agradecen las propuestas.

montañés dijo...

jeje!! julio, de animales y plantas la hostia, de los de folleto, pero de vacas, cuito, barrer la corte, tenrrales, mancurniar, xuñir....lo que dio de comer, de eso lo justo, jejejje!!!!

CreadoraDeSueños! dijo...

¿Una vaca fuirona no es una que caga suelto? ¿cómo con diarrea? jajaja
y un buey paleto...¿que tiene los cuernos mal?

Carlos de Sebastián dijo...

¿Podría ser un buey paleto el que no embiste y la vaca fuirona la que sí lo hace?

Julio A. R. dijo...

No, Carlos. La vaca "fuirona" es la que padece "fueiria" y para la "fueiria" no hay nada peor que embestir (o toser, simplemente), ya que se trata de flojera intestinal, o sea, diarrea. Lo del buey "paleto" no lo tengo claro, pero seguro que alude a alguna deficiencia. En conjunto, el dicho parece aludir a la pobreza de Villarino del Escobio (en aquellos tiempos en que se sobrevivía a base de lo poco que daba el terruño). Nuestro amigo Montañés es hijo de un pueblo con buenos montes, bosques, pastos y brañas. Nada que ver con su vecino y sufrido Villarino.

Carlos de Sebastián dijo...

Gracias, Julio. Entendía que era algo negativo por el contexto ("me temo que algun meapilas se mosqueara"). En mi país de aquellas montañas no me suena que se emplee, varían los términos de un valle a otro. Por ejemplo el cuito y la corte lo entiendo, también "xuñir" aunque lo conozco como "xunir" (por la imagen que se me viene a la cabeza no puedo evitar una sonrisa cuando leo el nombre de una coalición electoral que llaman "xunida"), pero ¿los tenrales son los xatos? Y "mancurniar" me imagino que tendrá algo que ver con la cornamenta y las patas delanteras de las vacas, pero nunca lo había oído.

Bellos paisajes los de Villarino.

montañés dijo...

la verdad es que nunca lo interprete por esa via julio, siempre lo oi a mayores y yo soy de otra epoca, me hacia gracia y poco mas, como lo del padruño pa bajo liberanos domine, o omañes chupa el gueso, o oveja babiana ni leche ni lana, y como me dijo irma, la de utopia, laciana y babia caldo blanco, es decir hambre bastante en todos los laos; lo que si puede ser es que tenga que ver con lo que tu aludes, a no mucha riqueza en esos recursos, pero tan dignos como los que mas tenian; pudiera ser que el tipo de pastos de esa ladera hiciera que predominara ese tipo de cagar, mas suelto, pues las vacas no cagan igual siempre, sobretodo en determinadas temporadas, como las personas, no te jode!!!; un buey paleto malo pa xuñir pues debía tener algun cuerno "gacho" y logicamnete la cornal y el xugo no sujetaba bien con el peligro que eso debia suponer en los groucios que detallas en el pueblo sacando el carro la yerba de los ribaos esos. todo debia ir unido, si no habia mucho rumbo pues poca yerba, carros colmeiros, y en consecuencia el buey paleto valia y era mas barato. no lo se, son especulaciones, me perdonen los de villarino, que tienen un entorno superchulo.

montañés dijo...

julio estoy ultimamente por desfacer posibles entuertos, dicen los ortodoxos de las filas prietas que es sintoma de debilidad mental, yo no lo creo, asi que decirte que lo de los animales y plantas de folleto no va por ti, que ya has dado muestras de meterte en las cortes, aunque leyendo el coment pudiera dar esa impresion, iba por la poca participacion. y como esto de internet a veces juega malas pasadas de interpretacion pues.......

Julio A. R. dijo...

Pues vaya juego más bueno que está dando Vitsarín del Escobio.
Montañés: ¿por qué no pones en tu blog una buena relación de esos refranes autóctonos? El de "Omañés chupa el güeso" nunca lo había oído. Le preguntaré a mi madre, que es de Vegapujín. Tu avance de ensayo científico sobre tipos, causas y alcances de la "fueireta" promete.
Carlos: los "tenrales" son los "xatos", sí. Una copla del país dice que "Las brañeras de Boxionte dantse el tseite a los rapaces ya van diciendo pa casa que lo maman los tenrales". (Hay variaciones). Lo de "mancurniar" es la forma de apaciguar a los xatos o a las vacas en vez de darles "Lexatín". O sea, atarles un cuerno a una mano o aplicarles alguna otra llave similar para que no hagan el indio.
¿Sabes el chiste aquel del paisano que estaba muñiendo y cuando tenía la canada mediada, la vaca le daba con el rabo y arramaba toda la leche? Se lo hizo tres veces seguidas, hasta que el paisano se hartó, cogió un tachuelu, lo colocó detrás de la res,se subió encima, se quitó el cinto y se puso a atar el rabo al lomo de la vaca. En esas estaba cuando se le cayeron los pantalones. Justamente en ese momento entraba su mujer en la corte y rompió a gritar escandalizada: "¡¡Oh Virxen!!¡¡Anemal!! ¿Qué anemalada tas faciendu?".
Si el paisano hubiera hecho un buen rabomancurnamientu no habría necesitado dar tantas explicaciones como supongo que tuvo que dar.

montañés dijo...

joder!! y la expresion no va por lo del cinto y el rabo lo juro!!!, lo jodido era cuando las vacas tenian el rabo lleno de cuito de haber estao tumbadas y pasaba eso que cuentas, segun los mios que eran muy suyos decian que eso pasaba en otras casas, que eran mas guarros y barrian poco la corte, seguro que tenian razon pero en la cabana de casa recuerdo oir maldecir por el asunto, jaja!!; de todos modos habia soluciones: se ataba el rabo con una cuerda a cualquier estructura que hubiera a mano (separadores de peselves por ejem), no llamaron diseñador de interiores y funcionalismos creo recordar, y si no se ponia un alambre de lao a lao. lo del rabo tiene su cosa, era muy especial ver como lo esquilaban y lo chulo que lo dejaban con un moño al final, pero mas escojonante era cuando llevaban la vaca al toro y veias al paisano apartarlo pa que el toro metiera el otro rabo porque el "hombre" a veces se aturullaba y no encontraba camino y perdia fuerza, los chavaletes/as, que aido no debia andar por alli, observabamos con mucha atencion estas escenas, despues ""vaca cagada vaca preñada"". tendre en cuenta lo de los dichos, aunque me salen mas asi en contexto. no despreciar nunca la antropologia cultural-etnografia-etnologia como algo mas alla de los horreos y potros que hay en el postoiro, del buey paleto seguro tambien se puede hacer. harris es un fiera en esto.

Carlos de Sebastián dijo...

No, no conocía el chiste de la situación comprometida... Muy interesantes el resto de dichos y experiencias. ¿Bueyes paletos, gochos, palos na romería y brujas?

Julio A. R. dijo...

Un amigo del I.E.O. me envía dos versiones:

Braña de Zaramedo, ¿qué tienes dentro?
Una vaca escornada y un buey paleto.

En la braña la Xeita cantan las burras
y en la de Zaramedo las chicas rubias.