Muy agradecido a los seguidores de este blog, os informo de que termina esta experiencia a la par que acaba el año. La noche que viene es la de los grandes propósitos, ya sabéis, y uno de los míos consiste en ... digamos que administrar mejor la aceleración del tiempo. Ojalá se cumpla esta aspiración y también todas las vuestras. Gracias.

Julio.

Nochevieja de 2013.


domingo, 22 de julio de 2012

Lumajo. ¡No te lo pierdas! (actualizado)




El Picu Vicha (Alto de la Villa) y el trío de cumbres (Cornón, Robezu, Reigada)
fotografiados desde l´Outeiru de Fondu Vicha (el Otero del Fondo de la Villa).




Interpretación de TSUNIEGU, grupo dedicado a la música tradicional de
Laciana (León) y de los valles adyacentes que comparten la misma antigua cultura.
Héctor (gaita asturiana, flauta, pandero), Leticia (guitarra, whistles, bodhran), Manolo (voz, acordeón diatónico, flautín, charango, birimbao), Sabugo (voz, acordeón, pandero) y Salva (bodhram, cajón flamenco, djembe)  

Logotipo de TSUNIEGU




Unos apuntes para preparar la visita a Lumajo:

Los Vaqueiros de Alzada son (habrá que decir fueron) un grupo social que desde la antigüedad se ocupó en criar ganado vacuno según un modelo de explotación consistente en trashumar entre las tierras bajas de Asturias y los altos de la cordillera (occidente de Asturias y León) al son de las estaciones. Residieron durante el invierno en sus pueblos de las tierras bajas y subieron, a pie y en caballerías, con familia, ganado y enseres, para ocupar las brañas altas entre mayo y septiembre. El comercio ambulante, la arriería y trajinería -salazones de pescado, grano, vino ...- fue la segunda actividad económica más propia de los vaqueiros. Ya en el siglo XX, algunas familias se establecieron en grandes ciudades para dedicarse, siempre con éxito, a la actividad comercial.

En cuanto a la doble migración anual, ... lo general es que los vaqueiros siguiesen los valles y muchas veces las cumbres de las montañas que, enlazadas con dirección media de N a S,  se hallan relativamente próximas al meridiano de la braña de verano o punto de partida. Así vemos que los del centro de Asturias (Siero, Llanera, etc.) emigran a Torrestío; los de Belmonte, al puerto de Somiedo; los de Cudillero, a Lumajo (Ayuntamiento de Villablino, León), y los de Luarca a las montañas de Cangas del Narcea, lo mismo que los de Navia, que por ser los más occidentales debían emigrar también por el verano a las brañas de Degaña y a Valdeprado y otros puntos del ayuntamiento de Palacios del Sil (León), de los que el más lejano sería Susañe, donde sabemos por tradición que también se establecían en dicha época.  (El autor se refiere a la Edad Media. / J. Uría Ríu: Los Vaqueiros de Alzada. Biblioteca Popular Asturiana. 1976).

Abundante documentación datada del XV en adelante alude a la actividad de los vaqueiros en este área de Laciana. Por los archivos de la Casa de Luna sabemos las cantidades que los vaqueiros pagaban al señor jurisdiccional por el arrendamiento de estos pastos. También hay noticia de litigios interminables entre el Concejo General de Laciana y la Casa de Luna por esta causa.El proceso de evolución de algunas brañas hacia su actual condición de pueblos estables debió de ser muy paulatino. En la segunda mitad del XVIII, los vaqueiros de Torrestío de Babia (León) aún abandonaban el lugar al llegar el otoño y, durante el siglo XX, todavía migraban algunas familias.  En pueblos asturianos muy próximos a Laciana -Santa María del Puerto de Somiedo o La Peral- todavía hoy van y vienen  los vaqueiros aunque las condiciones del viaje -equipamiento, medios de transporte- son  muy otras.
En cuanto a Lumajo, e
l Catastro de Ensenada (agosto 1752) retrata una población estable, sin referencia a trashumancia estacional por parte de algún vecino, y contiene apuntes reveladores a propósito de la actividad arrieril o de apellidos familiares muy comunes entre la población vaqueira.

Este lugar (Lumajo) se compone de treinta y nueve vecinos. Hay cuarenta y dos casas, ninguna inhabitable. Y en su término campo hay diez y nueve que solo sirven de chozos para recogimiento de ganados.

En este lugar pagan diezmo de pan, linaza, lino, manteca, lana, corderos, cabritos, terneros y yerba; de cada diez uno de todas estas especies a excepción de la yerba por cuyo derecho se dan sesenta reales como más bien constará de la certificación que diese el cura al que se remiten. (*) Pagan treinta y nueve cuartales de centeno por razón de la primicia a la iglesia parroquial de este dicho lugar al respecto. 

Sólo hay un molino harinero que es de María del Potro, viuda.

Cada año dan y les cuesta sesenta reales por la conducción de los tributos. Para el Callejo de Lobos que está en el término del lugar de Río Oscuro cincuenta reales. De la festividad del día del Corpus Christi, sesenta reales. De la fiesta del día de La Magdalena, patrona del lugar, cuarenta reales.

No hay más que una taberna y corresponde a los vecinos el cumplimiento del abasto.

En este lugar hay once arrieros que lo son Andrés de Alba con cinco caballos, Domingo Garrido con cuatro, Domingo Garrido menor con cinco, Domingo Garrido mayor con cinco, Francisco Feito con cinco, Francisco Ardura con siete, Juan Ardura con cuatro, Juan Redruello con seis, Pedro Rubio con dos, Pedro Cano con cinco y Pedro del Oso con otros cinco caballos. Y la utilidad que se le regula a cada uno de los caballos, en cinco viajes (anuales, en los meses de verano) que se les considera, es a cien reales.

No hay jornalero alguno ni pobre de solemnidad.

(*) Sobre los diezmos, el cura párroco don José Gómez del Campillo certifica que percibe anualmente medio cuartal de trigo, nueve cargas de centeno, un cuartal de linaza, diez libras de lino limpio, trescientas libras de manteca, treinta libras de lana, diez corderos, un cabrito, ocho terneros y sesenta reales de yerba.




Vaquera que vas de nueite,
nun t´apartes del sendeiru
que si te aparez el l.lobu
nun te val decir ¡nun quieru!

(Vaquera que vas de noche,
no te apartes del sendero
que, si te aparece el lobo,
no vale decir ¡no quiero!)

Nota: curiosamente, en bable ocidental o pal.luezo se diptonga el masculino (vaqueiro, regueiro, etc...) pero no el femenino (vaquera, reguera, etc...)













































_________________________________________________




Los aficionados a la paleografía (no es mi caso, no tengo ni arte ni paciencia) tienen documentación para investigar, como esta ejecutoria de 1556 relativa al pleito litigado por Sebastián de Villafañe, alcalde mayor de Sosas de Laciana (León), con el concejo, justicia y regimiento de Sosas de Laciana y Lumajo (León), sobre la posesión de Los Aros de Vecera Abajo y el aprovechamiento de sus pastos.  

_____________________________________

Expresión en castellano de los cantares de Tsuniegu en el vídeo:



Y arriba galán, arriba,
que más arriba estoy yo.
Más arriba está la nieve
que por los altos cayó.

Si crees que por ser rico
todos te han de dar la mano ...
muchas cerdas tiene un gocho
y no sale de marrano.

Regalásteme un queso
en señal de matrimonio.
El matrimonio fue nulo,
¡vuélvaseme el queso al hórreo!

Cuatro lobos que bajaron
por el valle de Laciana
fueron diciendo a Boxionte
lumbre, leche, lino, lana.

Soy vaqueiro, soy vaqueiro
y vivo en la vaqueirada.
Soy hijo de Juan Barreiro.
Crecí en mitad de la braña.

______________________


Carretera abajo va
y en Santo Domingo entré
y por una buena moza
costurera pregunté.

Y me dijo una mujer
¿por quién me pregunta usted?,
el de arriba o el de abajo
o por el del arrabal


que hay tres Pedros Crespos Calvos
carpinteros del lugar,
hay tres Pedros Crespos Calvos
que no quieren trabajar.

En el cielo manda dios
y en el infierno cualquiera
y en esta tierra, señores,
el que más dinero tenga.

Carretera abajo va
y en Santo Domingo entré
y por una buena moza

costurera pregunté.

Me han privado de mirarte,
de hablarte me privarán
pero privar de quererte
ni han podido ni podrán.

Carretera abajo va
y en Santo Domingo entré
y por una buena moza 

costurera pregunté.

Las cortinas de tu cama
son de tercipelo negro
y entre cortina y cortina
tu cara parece un cielo.

Carretera abajo va
y en Santo Domingo entré
y por una buena moza
costurera pregunté.

Este pandero que toco
tiene veinticinco sones,
veinticinco puñaladas
merecían algunos hombres.

Carretera abajo va
y en Santo Domingo entré
y por una buena moza
costurera pregunté.




1 comentario:

tania dijo...

Hola

Mi nombre es Tania y soy administradora de un directorio de webs/blogs. Me ha gustado mucho tu blog. Quisiera intercambiar enlaces. Puedo agregar tu blog en mi directorio para que así mis visitantes puedan visitarlo tambien.

Si te interesa, escribeme al mail:
tajuancha2010@gmail.com

Exitos

Tania