Muy agradecido a los seguidores de este blog, os informo de que termina esta experiencia a la par que acaba el año. La noche que viene es la de los grandes propósitos, ya sabéis, y uno de los míos consiste en ... digamos que administrar mejor la aceleración del tiempo. Ojalá se cumpla esta aspiración y también todas las vuestras. Gracias.

Julio.

Nochevieja de 2013.


martes, 28 de diciembre de 2010

Vivero de Omaña (II): El violoncello de Enrique

Nota bene:

1.- Las siguientes fotografías son de pésima calidad técnica porque a sus autores les temblaba el pulso y tuvieron que hacerlas con flash.
2.- Al tratarse del 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes, lo que se ve en las imágenes no es lo que parece. Mi médica de cabecera no tiene por qué preocuparse. (Yo sí).
3.- No puedo identificar a los personajes fotografiados (ni a otros que no se ven) y hacer una lista de sus nombres porque, con toda seguridad, faltaría alguno. En casa del violoncellista he visto un cuadro con un poema en romance, obra del artista Valentín del Fresno, cuyos últimos versos dicen:

Faltan personas cabales,
no está completa la lista
pero ... con esta cecina
tenía nublada la vista.

Se ve que al pintor le pasó lo mismo que a mi.

4.- Si la cecina no se ve bien, haz "click" sobre la foto (dos veces) para ampliarla.














   Dedicado a Chema Hidalgo, omañés de pro.

2 comentarios:

montañés dijo...

como te pones amigo julio!, morao eh?, jeje!!, entre cachapos, sogas, menales, xugos, mullidas, cornales, esquilos.......

monicademontrondo dijo...

jajaja, las fotos se ven perfectamente. a Gelo y Enriquin que cuidan bien al persona, A que si? jajajja. saludos.Mónica