Muy agradecido a los seguidores de este blog, os informo de que termina esta experiencia a la par que acaba el año. La noche que viene es la de los grandes propósitos, ya sabéis, y uno de los míos consiste en ... digamos que administrar mejor la aceleración del tiempo. Ojalá se cumpla esta aspiración y también todas las vuestras. Gracias.

Julio.

Nochevieja de 2013.


lunes, 31 de octubre de 2011

Villaseca de Laciana (II): "Los tiempos difíciles"

 
 
 
 
 
El cine, la sala de fiestas, imágenes evocadoras ....
  
 
 
Elevad el volumen ... ¡mucho!
Como si estuviéseis en aquella sala de fiestas.
Os gustará este vals de tristeza y voluntad.

 
Dmitri Shostakovich - Waltz No. 2
 
            

 
 
 
 
 
La Villaseca de Los Cuarteles hoy.
(Vista desde la Peña del Castro).
 


1.- Otar de Perros
2.- Los Cuarteles Viejos
3.- Los Cuarteles del Economato
4.- El Cuartelón y las Casas de la Cuadra
5.- Los Cuarteles del Hospital
6.- Las Casas Nuevas
7.- La Frontera
8.- La Villaseca antigua



Cuando el nuevo Cuartel de la Guardia Civil fue edificado en El Otar, Villaseca ya había multiplicado por diez el número de almas que reunía a comienzos del siglo. Pocos años después la había multiplicado ¡por veinte!, según los censos oficiales que, al parecer, aun se quedaron cortos). (2)

        
Entre 1918 y 1940


... El crecimiento vertiginoso de la población fue observado con recelo y perjuicio injusto, con una pasividad casi hostil.

... Los hijos de los patriarcas vieron como sus patrimonios comunales se deshacían o perjudicaban con las explotaciones carboníferas, cómo se ensuciaban las aguas de sus ríos haciéndolas inadecuadas para el riego y otros usos, cómo se secaban sus fuentes ...

... Los graves problemas sociales inherentes a la población obrera no fueron resueltos ni estudiados .... La marcha ascendente de la población, en algunos pueblos como Villaseca ha llegado a constituir nuevos centros urbanos, aunque sin urbanismo ...
 
...  Sus cuarteles de viviendas obreras apenas alojan, y casi nunca con decoro, una sexta parte de sus gentes. Otra quinta parte encontró acomodo en las edificaciones existentes o en las que se han construído con falta evidente de sentido higiénico y comodidad. El resto han vivido, siguen viviendo -si ello es vivir- en condiciones que repugnaría el gusto más miserable.

...  Miles de personas residen en los pueblos de Laciana en forzado hacinamiento, que se produce hasta en establos y pocilgas, donde crece toda inmoralidad y la promiscuidad más inquietante y deprimente tiene su asiento. (3)



Los Cuarteles Viejos



Los Cuarteles Viejos hoy.

Son dos pabellones paralelos, de cincuenta metros de longitud, alineados desde la carretera hacia el cauce del río de La Mozarra -o de Lumajo-, con una estrecha calle por medio.
 
 
 
 
 


Los años de posguerra


La población actual de Villaseca sobrepasa los 2.500 habitantes de los que más de la mitad viven en pésimas condiciones higiénicas, hacinados en los denominados cuarteles.

Como consecuencia de este hacinamiento existe en dicho pueblo un déficit moral y social angustioso ... males agravados por la actual penuria económica de la población obrera, en la que se ceban el hambre y la enfermedad.

Recientemente -1940- se ha producido una epidemia de tifus, hallándose atacadas de esta enfermedad más de doscientas personas y habiendo ocurrido más de quince defunciones en pocos días. Por ello se presentan ante el Ayuntamiento dos principales problemas con carácter urgentísimo: el de las viviendas en Villaseca y el de un abastecimiento eficaz de aguas.

"El Monte de Piedad y Caja de Ahorros de León", propietario de dos grandes cuarteles de viviendas obreras en Villaseca, núcleos principales de la infracción denunciada, llevó sin pérdida de tiempo una magnífica fuente junto a sus edificios y construyó los desagües y el alcantarillado de esos cuarteles hacia el río.

En la madrugada del 21 de noviembre de 1943, un incendio destruyó uno de los cuarteles donde se alojaban dieciocho familias.  (4)

 


 

.... Villaseca, donde reside el grueso de la población minera en unas extrañas, exóticas e incongruentes cajas de cartón, grandes como cuarteles, enfiladas como reclutas, desmesuradas, sombrías ... En el piso bajo de una de estas casas hay una escuela.
Cualquier pueblo es más generoso y cuidadoso que la Siderúrgica.  (5)





 
Hacia 1960, a pesar de las mejoras hechas unos años atrás, Los Cuarteles Viejos no tenían siquiera un váter en cada vivienda. En la planta baja, junto al arranque de la escalera, había un retrete colectivo con un inodoro "a la turca". Los niños de la escuela, que aún entonces ocupaba la planta baja, teníamos vedado el acceso a estos retretes. A la hora del recreo, salíamos a carreras, enfilábamos por un sendero que bajaba cerca del río, nos colocábamos con el culo contra la pared de los prados y extendíamos los dos brazos horizontalmente, al máximo, dedos índices incluídos, para asegurar que se cumplía la distancia de seguridad con el "operario" más próximo; porque, según se decía, hacerlo a menor distancia traía mala suerte. (6)

 

Los Cuarteles Nuevos

 
 

Los Cuarteles del Economato.
El primer economato minero de Villaseca data de 1933.
Los Cuarteles son posteriores.

 
 
 
Los Cuarteles del Economato.

A finales del siglo XX, la empresa minera necesitó soltar lastre y librarse de Los Cuarteles. Los vendió a sus ocupantes habiendo por medio manipuladores diversos. El procedimiento fue, por lo menos, extraño.
El aspecto exterior de las edificaciones, a pesar los arreglos llevados a cabo en alguna ocasión, fue siempre lamentable debido al propio diseño, a la calidad de los materiales, al polvo generado en las explotaciones carboneras y los cargaderos próximos y, últimamente, al continuo tránsito de camiones con carbón procedente de las vecinas cortas a cielo abierto o de países lejanos como Sudáfrica o Australia. 
    

 
 
Otoño de 2011:
Por fin, los "Cuarteles del Economato" están en proceso de adecentamiento estético
con cargo a los Fondos Miner para la Reactivación de las Cuencas Mineras.
 
 
 
 
¿Reactivación? Parece que él mira las obras con escepticismo.
 
 

 
 
 

"El Cuartelón" (imagen superior) y los "Cuarteles del Hospital" (inferior).
Hace pocos años que estos edificios fueron rehabilitados exteriormente
con cargo a los llamados Fondos Miner.


 
 
 
 

Una visita al cementerio
 
 
 
 
 

 
 
Años 30: recuerdo para dos jóvenes de sus esposas e hijos.
 
 
 
Tumba de un joven que, en la mina Ovalle,
heroicamente dio su vida para salvar a un compañero.
 
 
 
 
Un hombre y tres niños, todos de una misma familia, fallecidos
al incendiarse un pajar en Villaseca de Abajo, en el año 1930.

 
 
Villaseca hoy: miscelánea


 
 
La Plaza de Villaseca (la de Los Cuarteles) en la actualidad.
 
 
 
 
Casa de la Guardia Civil en el Otar.
(Detrás, la peña y el mirador de El Castro).
 

En 1995, un grupo de vecinos se encerró durante 470 días para luchar contra la
clausura del cuartel. Vencer, no vencieron, pero, al menos, se dieron un homenaje.
Todo se ha perdido menos el humor.  
 
 
 
 
 
 


Cerca de los Cuarteles Viejos puede verse una de las fachadas más interesantes de Villaseca de Arriba. Data, al parecer, de finales de los 20. En los bajos hubo farmacia y droguería. El mantenimiento de la galería modernista debe de ser costoso, pero bien lo merece.


 
    
 
 
 
"La Plaza" es la confluencia de la carretera local de Lumajo y la comarcal C-623.
 
 


 
Intervención chocante en un rincón de "La Plaza". 

El cartelito azul dice que el agua no tiene control sanitario. Del grifo no mana agua, así que ... peligro resuelto.
Además, donde esté un buen pilón, de los de siempre, que se quiten los diseños de Walt Disney. ¿O no? A veces -como ocurre con el mueble rococó del El Castro- parece como si, en este Valle de Laciana, los mitos, leyendas, símbolos, tradiciones o instituciones antiguas hubieran sido arrastrados para siempre por aquellos vientos efímeros pero intensos.  
 
 
 
 
Otra expresión junto al atrio de la iglesia.
(Imágenes superior e inferior).

La recreación de bocaminas como ésta o la colocación de vagonetas, herramientas y artilugios mineros en parques o demás lugares públicos viene siendo cosa habitual incluso cuando en las inmediatas cercanías (en la foto, monte arriba, se ve una gran escombrera), abundan minas y pozos de verdad, amén de carriles, vagonetas y todo género de máquinas abandonadas en cualquier sitio. 

Hace pocos años, terminada con fortuna la restauración integral de la iglesia de Robles y lanzada una campaña promocional para dar a conocer en toda la región este Bien de Interés Cultural, una capilla fue ocupada con la recreación de la rampla de una mina con picador y guaje incluido. Cuando la Dirección General de Patrimonio tuvo noticia de esta ocurrencia, puso el grito en el cielo -nunca mejor dicho- y, en un pispás, el monumento tuvo que volver a su estado original.

En Laciana hay innumerables realizaciones mineras con interés histórico,y arqueológico de las que nadie se ocupa. Obras de fábrica, de sillería y mampostería, alguna monumental, planos inclinados al aire libre con piezas de maquinaria pesada, bocaminas perfectamente anilladas con piedra, basculadores, carguespuentes, vías y mucho más. Todo olvidado, a merced de la maleza y sin señales que adviertan del riesgo que a veces conlleva transitar por las proximidades.

El patrimonio industrial minero de Villaseca es muy importante. ¿No sería mejor recuperar algún elemento con fines conmemorativos, culturales y recreativos que hacer remedos tan poco afortunados? El tercer reportaje de esta serie será explícito al respecto. 
 
 

 
 
 

 
 
 
La iglesia parroquial de Villaseca fue construida en La Frontera, en los años difíciles. Dicen que parte de la piedra labrada procede del legendario monasterio medieval de Santibáñez, en el valle de La Cueta de Babia.
 

 
 
 
La hermosa talla de la foto inferior -una imagen "de vestir"-, restaurada hace
unos años, es de lo poco conservado de los tiempos difíciles.
 
 
 
 
 
 
 
El abogado manchego Baldomero Lozano vino a León para ser aquí propuesto y elegido diputado  en las primeras Cortes de la democracia. Defendió de la opción de la provincia leonesa como región autónoma. Fallecido tempranamente, en 1979, sus correligionarios tomaron la dirección contraria y apoyaron la integración en la Comunidad de Castilla y León. Tiempo después le dedicaron este monumento -obra del escultor andaluz José Noja-, que hay que ir a buscar en otro perdido rincón de Villaseca.
 
 
 
 
 
Tras la guerra del Yom Kipur (1973) y el disparo insoportable de los precios del petróleo, el Plan Energético Nacional dispuso construir modernas y potentes centrales térmicas en las cuencas mineras españolas. Por esta razón, los años 80 fueron boyantes para Minero Siderúrgica de Ponferrada -la empresa que cayó en quiebra fraudulenta a principio de los 90- y para el sindicalismo local. Por aquel entonces, Villaseca pudo al fin contar con unas instalaciones recreativas y deportivas aceptables. 
 

 
 
 
Ruína de La Capiecha junto al río de Lumajo, aguas arriba de Villaseca.
Poco hubiera costado mantenerla en pie pero ...
 
 
 
 
 
 
 

 

En el XXI, clausurada la minería subterránea, el carbón se extrae a cielo abierto, con todo tipo de urgencias, fuertemente  subvencionado, a costa de incalculables daños ambientales, con muy escaso número de empleados que trabajan bajo condiciones económicas y sociales muy inferiores a las que tuvieron los mineros auténticos.  
 
Después de asolar el Cuerno de La Mora y de penetrar -ilegalmente, al parecer- en términos de El Villar de Santiago, la empresa explotadora pretende continuar ahora hacia los términos de Riolladrones, afectando principalmente a la población de Villaseca.

El censo de 2010 (INE) registró 1.368 habitantes en Villaseca de Laciana: apenas un tercio de la población que llegó a tener en los años 60. La hemorragia se aceleró partir de 1992 mientras los políticos y los denominados agentes sociales se empeñaron en defender un determinismo geográfico, económico y social suicida para la comarca pero comodísimo para mantener el propio satus quo y eludir responsablidades. Según ellos, Laciana y Babia siempre han vivido de la minería y no pueden vivir de nada más, por lo que la única salida consiste en favorecer la explotación de carbón a cielo abierto a toda costa en tanto el erario se hace cargo de la construcción de una autopista a través del (parece que inmediato) Parque Natural de Babia y Luna, de un Parador (Nacional, por supuesto) de Turismo y de un Tren Fantástico y Gravosísimo, además de nacionalizar la industria carbonera y forzar la implantación de empresas capaces de proporcionar unos 2.000 empleos.
De este modo, lo que hemos perdido son veinte años de tiempo y dinero público, de fomento de la iniciativa privada, de estímulo para la formación académica y profesional de los jóvenes, de protección de los recursos naturales e incentivo a las posibilidades de actividad económica que estos brindan.
 
 



 
Notas:

(1) El título "Tiempos difíciles" está tomado de la novela de Dickens, por supuesto. La imaginaria Coketown fue villa siderúrgica y la real Villaseca fue villa minera. Entre las dos: Minero-Siderúrgica.
 
(2) Habitantes de hecho en Villaseca de Laciana: Año 1940: 1.701. Año 1960: 3.536 según los censos oficiales, aunque se dice que superó los 4.000. (En 1900 podría haber 170 habitantes, aunque este dato no es muy fiable). 

(3) Textos tomados de Memoria del Antiguo y Patriarcal Concejo de Laciana (F.A. Díez) publicado por el Instituto de Estudios de Administración Local en el año 1945. 
 
(4) Íd.
 
(5) El párrafo pertenece al Viaje por las Escuelas de España (Luis Bello) editado en 1925.

(6) Recuerdo personal de C. B., un amigo que prefiere permanecer en el anonimato.



********************************

Para terminar este reportaje, propongo escuchar una pieza musical.
Se dice que los Bee Gees compusieron 'El desastre minero de Nueva York 1941' en el estudio de grabación, sentados a oscuras en una escalera e imaginando que estaban atrapados en una mina. La pieza fue publicada en 1967.
El guaje de The Bee Gees, viendo próximo el final, se acerca a su encabezado, el Sr. Jones, para enseñarle orgulloso la fotografía de la mujer que es única razón de su vida.
Sin ánimo de molestar a nadie, ésta canción me parece más conmovedora -generosa, sobre todo- que otras con mucha mayor popularidad. 
 





The Bee Gees
New York Mining Disaster 1941 

  
Por si acaso me ocurriera algo,
hay una cosa que quiero que usted vea:
es la foto de una persona a quien conozco.
¿Vio usted alguna vez a mi mujer, señor Jones?

¿Sabe usted lo qué está pasando fuera?
No hable demasiado fuerte
porque puede provocar un derrumbe, señor Jones.

Mantengo los oídos atentos
para ver si escucho algún tipo de ruido.
A lo mejor viene alguien picando bajo tierra ...

¿O se habrán dado por vencidos
y se habrán ido a acostar, a su cama,
pensando que ya estamos todos muertos?

¿Vio usted alguna vez a mi mujer, Señor Jones?
¿Sabe qué está ocurriendo en el exterior?
No hable demasiado fuerte
que podemos provocar un derrumbe, señor Jones.

Por si acaso me ocurriera algo,
necesito que vea usted una cosa:
es la foto de alguien a quien conozco.
¿Vio usted alguna vez a mi mujer, Señor Jones?
¿Sabe usted lo qué está pasando fuera?
No hable demasiado fuerte
porque vamos a provocar un derrumbe, señor Jones ...
    
                        
 
      

10 comentarios:

Milio'i Sebastián dijo...

Parece que hasta en las casas del french bulldog ha desaparecido el carbón pues no se ven chimeneas, aunque bien pudiera ser una ilusión óptica, o una aberración del objetivo con tendencias suicidas, pero de ser cierto, bien merecería un reportaje.
Quien imaginó la fuente parece querer oponerse a las ideas de Baldomero Lozano, pues aunque la solitaria cabeza del león suelen ser motivo tradicional en los caños, apuesta por el castillo solo.
La canción de los Bee Gees, un descubrimiento.
Gracias

OLINA dijo...

Te felicito por la entrada, me encanto ver de nuevo Villaseca, el color que le estan poniendo a los cuarteles, si te soy sincera no me gusta, pero seguro se quedaran guapines, en esa fuente, tengo fotos hechas del dia de la boda de mi hermana que la celebro en el central y de otras bodas de amigos que tambien las hicieron ahi, claro la fuente estaba como era en aquella epoca, no asi tan disney, cuando vi la iglesia me acorde del cura, ahora esta viviendo aqui en santiago de la ribera murcia, lo veo muy a menudo.
La cancion muy bonita, tambien me trae gratos recuerdos, feliz tarde de domingo.

Julio A. R. dijo...

Muchas gracias, una vez más, por vuestros comentarios. Milio: las chimeneas de "Los Cuarteles Granate" están por el alero opuesto al de la foto del french bulldog. Lo puedes comprobar mirando tres fotos más arriba. Cuando nos quiten el carbón, iremos a buscarlo con calderos a los filones que afloran por ahí arriba. ¿Cómo vamos a hacer un buen caldo de berzas sin leña y carbón?
Tu puntualización sobre el castillo y el león viene muy a cuento. No se me ocurrió pero ... ahí queda.
Gracias otra vez.
Julio.

Riello de Omaña dijo...

Con tu permiso, compartimos en nuestro muro de facebook
Un Saludo

Julio A. R. dijo...

Por supuesto. Gracias.
J.

Taliesin dijo...

Hola Julio:

Me gustan mucho tus fotos (y textos), pero la del corzo es una pasada.

Me gustaría conocer tu opinión sobre un artículo que escribí sobre el santuario de Carrasconte y Peña Furada:

http://asturiense.blogspot.com/2011/10/la-pena-furada-de-carrasconte-y-pena.html

Julio A. R. dijo...

Hola, Miguel Ángel:
La caza del corzo volador fue asunto de suerte porque llevaba la cámara dispuesta para fotografiar paisajes y no “cohetes”. Así y todo, parece que le apunté bien al amigo.
He dedicado a tu blog casi toda esta tarde lluviosa y, en el álbum Picasa, he visto también imágenes “irresistibles”, es decir, de las que obligan a ir allí.
Ante todo quiero que sepas que tu REINO OLVIDADO siempre me interesó. Es de los primeros blogs que conocí. No conocía, sin embargo, este ASTURIENSIS.
Veo que coincidimos en la afición por la astronomía. En los años 80 dedicaba muchísimo tiempo a ella y tenía claros muchos conceptos técnicos que luego, por falta de uso, fui olvidando. (Desde entonces tengo un refractor de 80 mm con buena montura, aunque hace años que apenas lo uso). Sobre arqueoastronomía, sin embargo, apenas he leído algún artículo que otro en revistas de divulgación general. Tampoco sé gran cosa acerca de la cultura megalítica ni céltica ni tengo ese bagaje de conocimientos que, por las referencias bibliográficas de tu blog, veo que tienes tú. (A este paso, tendré que parafrasear a Forrest Gump y a su “no se mucho de casi nada”).
Dicho lo cual, en tu trabajo sobre Carrasconte y Ubiña aprecio la primera parte, que expones muy bien, y no tanto la segunda ya que, como te dije, sobre ese asunto lo ignoro todo. Sin embargo, y esto es lo importante, me has picado la curiosidad hasta el punto de que, mañana mismo, voy a pedir tu “Teleno, Señor del Laberinto, del Rayo y de la Muerte”. Y, por supuesto, una vez leído, tendré que coronar por tercera vez aquella cumbre y recorrer a aquella comarca para verlo todo con otros ojos; especialmente los petroglifos. Sobre este asunto sí que había leído cosas en la prensa provincial.
Gracias. Estaremos en contacto a través de los blosgs.
Julio.

Taliesin dijo...

Estaría encantado de mostrarte esos lugares personalmnete. En mi perfil tienes mi correo.
Actualmente siento un interés muy especial por Omaña. Este fin de semana pasado estuve en la ermita de La Casa o de Peña Furada. El paseo mucho más guapo desde Posada que desde Tremor.

asun dijo...

Me encanto leer sobre "los cuarteles".
Hay, sin embargo, alguna inexactitudes en ref. a la iglesia de Robles.
1.Acerca de la "capilla", en realidad era un altar, colocado a la izquierda del altar principal, instalado en el año 1969 (40 años en la iglesia cuando decidieron quitarlo), concebido, diseñado y construido por dos mineros de la MSP, con el beneplacito de la Iglesia y del pueblo de Robles.
2.Dedicado a Sta.Barbara, solo aparecia esta sobre unos railes y alguna herramienta alumbrada por dos lamparas mineras. !Ni rastro de picador ni de guaje!
Ya que la Direccion General del Patrimonio estuvo tan dispuesta a quitar un pequeño altar que celebraba la fe de un pueblo minero en su santa, podian utilizar el mismo metodo (del pispas) para traer el altar mayor que desaparecio durante la Guerra Civil y que parece que no hay que ir tan lejos para encontrarlo. Y ya puestos, eliminar una casa de reciente construccion en frente de la tan ahora alabada iglesia y que destruye completamente el conjunto aquitectonico.

Julio A. R. dijo...

Muchas gracias Asun.
En cuanto a lo de la iglesia de Robles,es cierto que hubo en la capilla lateral, durante muchos años, un altar dedicado a Santa Bárbara. Lo mismo que lo hay en la iglesia de Villablino y en otras. Eso me parece muy natural: Santa Bárbara es una de las mártires más veneradas por el cristianismo y desde tiempos más antiguos. Si además es patrona de los mineros ... más natural que ocupe un lugar en las iglesias. Pero a lo que yo me refiero es a que, a finales del siglo XX, después de que Patrimonio restaurase el templo gastándose un dineral y habiéndolo declarado Bien de Interés Cultural, alguien, sin encomendarse ni a Dios ni a Santa Bárbara, pintó en la capilla una mina a tamaño casi natural, con su picador y demás detalles. Por eso Patrimonio puso el grito en el cielo y soltó unos truenos contra los que ni Santa Bárbara pudo hacer nada.
Y una pregunta, Asun: ¿escribes desde una hermosa capital europea?
Gracias otra vez.
Julio.