Muy agradecido a los seguidores de este blog, os informo de que termina esta experiencia a la par que acaba el año. La noche que viene es la de los grandes propósitos, ya sabéis, y uno de los míos consiste en ... digamos que administrar mejor la aceleración del tiempo. Ojalá se cumpla esta aspiración y también todas las vuestras. Gracias.

Julio.

Nochevieja de 2013.


jueves, 18 de noviembre de 2010

La iglesia de San Miguel de Laciana


Virgen medieval (siglo XIII)

Durante el verano de 2007, la colaboración entre la Asociación de Amigos de Sierra-Pambley y los párrocos de Laciana permitió organizar en la iglesia de San Miguel una exposición con ánimo de dar a conocer esta pieza clave del patrimonio histórico local y la colección de arte sacro que aquí se conserva y que incluye algunas tallas medievales.    


 El Calvario gótico de San Miguel goza de un gran reconocimiento entre los expertos. Una copia a mayor tamaño preside el altar mayor en la iglesia de Villablino.  


  



Don Alonso Gómez, yerno de Don Fernando Buelta, fundador en 1618 del mayorazgo de los Gómez de Las Rozas, dispuso en su testamento modificar la iglesia con una nueva capilla en el lado del Evangelio. Sus hijos se ocuparon de cumplir el mandato, tal como se puede leer en una lápida empotrada en la pared norte: A onor y onra y gloria de Dios fundaron y hazieron esta capilla Pedro Gómez de Lorenzana y Francisco Gómez de Lorenzana y el noble Diego Gómez Pestaña, familiar del Santo Oficio, todos tres igualmente sin que en ella tenga más uno que otro. Año de 1646.
En la orla del escudo anejo figura el lema De las armas es el bencer y de los Pestaña el hazer.


En el retablo aparecen representados los santos patronos de cada miembro de las familias que costearon la obra: San Francisco, La Piedad (por doña María, esposa de don Pedro), Santa Catalina de Alejandría (por doña Catalina, mujer de don Diego), San Pedro, San Ildefonso (por don Alonso, el padre) y San Diego de Alcalá.  

La Piedad

El milagro de San Ildefonso

Santa Catalina de Alejandría

San Pedro



Aquí yaze el noble Diego Gomez Pestaña, familiar del Santo Oficio, fundador de esta capilla y patron della i su muger doña Catalina Albarez de Lorençana. Año de 1649.

Aquí jace Pedro Gomez de Lorençana i su muger doña Maria Albarez de Lorençana
Año de 1645

Aquí jace el capitan don Juan.
Tumba del capitán don Juan Buelta, quien costeó la capilla del lado de la epístola.


Poco después de la ampliación con la capilla del lado norte, el capitán Juan Buelta costeó la del sur. Aunque el tiempo transcurrido entre ambas obras fue corto, los estilos arquitectónicos son diferentes. Mientras la capilla del evangelio mantiene la bóveda con nervaduras góticas, igual que la del altar mayor, la construcción de la capilla de la epístola ya se ajusta a la moda renacentista. Los maestros canteros del mundo rural tardan mucho en adaptarse a las nuevas "tendencias", como ahora se dice. 


El Ángel de la Guarda abraza a un niño para apartarlo del mal que está representado a sus pies por uno de los demonios más espectaculares de cuantos pueden verse en las iglesias de las comarcas próximas.

   


En el ático del retablo hay dos medallones pintados con el escudo de armas de la familia Buelta, que reproduce su conocida leyenda: a punto de ser derrotada en una escaramuza, la partida de "los nuestros" retrocedió hasta apelotonarse, atemorizada, en la estrechez de un puente. Fue entonces cuando un bravo capitán de "los nuestros" gritó y gritó hasta enardecer a sus compañeros al grito de "¡Vuelta, vuelta!" Todos le obedecieron, dieron la vuelta, ganaron la batalla a "los otros" y colorín colorado, este blasón lo hemos bordado.




San Roque

Santa Bárbara


Santa Lucía






2 comentarios:

María del Roxo dijo...

Una iglesia preciosa y muy bien cuidada. Gracias por mostrarla.

jose dijo...

gracias por resaltar las cosas bonitas del valle y de mi pueblo SAN MIGUEL DE LACIANA con mayusculas sigue asi a ver si de una vez todos estos ciegos que hay en LACIANA se dancuenta de lo mucho y bueno que tenemos. Una vecina de MENEZA